En alguna ocasión todos nos hemos preguntado ¿Por qué gira una moto si cuando está tomando la curva el manillar no esta girando?. La respuesta es que la moto en orden de marcha, tomará la curva al estar inclinada, no al girar el manillar; Observemos estas fotos:
 
Las motos de las fotos están muy inclinadan y la rueda delantera está apuntando en línea recta, a pesar de ello están tomando la trayectoria correcta de la curva. ¿Por qué sucede esto? La respuesta se debe a la forma que tiene el neumático de la moto. Al inclinar la moto, el perfil del neumático hace que la moto cambie su trayectoria, consiguiendo con ello direccionarla hacia donde deseamos.


Diferencia entre el perfil de un neumático de coche y uno de moto.
Neumático de moto con perfil curvado
en forma de 'balón'
Neumático de coche
con perfil cuadrado
¿Podría girar una moto que montase un neumático de coche?
Para contestar a esta cuestión debemos ver primero que es lo que sucedería al tomar la curva en el caso de que montar neumáticos planos en una moto.
Observar en la foto el efecto que se produce durante la curva.
En curva: El neumático de coche (imagen izquierda) montado en una moto es obligado a inclinarse al tomar la curva (si no inclinásemos la moto nos caeríamos inmediatamente al suelo).
  • En cuanto al agarre: Lo que sucede al tener un perfil cuadrado, es que la superficie de contacto con el suelo es cada vez menor, quedando reducida drásticamente al apoyar en el canto del neumático. En esta situación las posibilidades que tenemos de sufrir un deslizamiento del neumático y con ello una caída son muy altas. Fijémonos en cambio en el neumático de moto con perfil en forma de 'balón' (imagen derecha). Al tomar la curva incrementa la superficie de contacto con el suelo, lo que confiere un agarre aún mayor que cuando la moto estaba recta (sin inclinar). Ni que decir tiene también que el caucho empleado en el neumático de coche es mucho más duro que el empleado en la construcción del neumático de moto, y en consecuencia tiene mucha menos adherencia al asfalto aunque la superficie en contacto fuese la misma.
  • En cuanto al equilibrio: El neumático con perfil en forma de balón contribuye a inclinar la moto de una manera progresiva, así como a mantener sin esfuerzo la estabilidad durante la curva. Un neumático con el perfil cuadrado dificulta la inclinación de la moto, teniendo siempre tendencia a regresar la moto a la vertical lo cual hace muy peligrosa la toma de curvas, puesto que la moto tiende a salirse recta de la misma. Por otro lado mientras se mantiene inclinada, dificulta el equilibrio dado que la superficie sobre la cual se apoya es mucho menor.

En línea recta: Hemos visto que sucede con ambos neumáticos (delantero y trasero) durante la curva, pero vale la pena destacar el efecto que produce un neumático de perfil plano en la rueda delantera durante la trayectoria recta. Puesto que el neumático delantero esta montado en la dirección de la moto, y esta es una parte inestable de la moto (la llevamos sujeta con la fuerza de nuestros brazos) un perfil plano produce que la dirección se mueva constantemente a derecha y a izquierda. Cuanto más ancho sea el neumático y cuanta mayor sea nuestra velocidad más se acentúa este movimiento,  haciendo imposible la conducción. Recordad el artículo sobre contramanillar en el que se explica como la moto se inclina al girar el manillar. Imaginad que este fuese un efecto incontrolado (que es precisamente lo que ocurriría si montásemos un perfil plano), sin duda alguna nos caeríamos de la moto al no poder controlarla.


Para terminar solo añadir una observación al respecto de los neumáticos de moto muy desgastados. Cuando hemos rodado mucho kilómetros, y más aún si han sido kilómetros de autopista sin curvas, las ruedas de moto se desgastan por la zona del centro, de modo que su perfil queda cuadrado, lo cual produce (aunque en mucha menor medida) unos efectos que tienden a ser como los descritos anteriormente en este artículo: dificultad en la toma de curva, vibraciones en el manillar, etc)
Introducción:
Siguiendo con la serie de artículos relacionados con el manejo de la moto, hoy hablaremos de "contramanillar". 
Al hablar de contramanillar muchos entienden esto:


Esto no es lo que veremos en este artículo.

Cierto que esto se llama contramanillar, sin embargo no es lo que vamos a comentar en este artículo. Lo que veis en la foto sólo está al alcance de unos cuantos, y siempre en circuito y con el equipamiento, experiencia y entrenamiento adecuados.
Lo que veremos en este artículo será algo más útil, al alcance de todos y que os servirá para dominar vuestra moto en el día a día en tráfico urbano, así como en autopista o por supuesto en circuito.


Explicación
"Contramanillar" consiste en girar el manillar de la moto en dirección contraria al sentido de la curva.  Esto que puede parecer extraño en un primer momento, se explica por un pricipio muy sencillo. En realidad basta con hacer presión en el manillar en sentido contrario. Contramanillar lo hacemos casi todos sin darnos cuenta. Con la práctica pasará de ser un mero acto reflejo, a ser una acción consciente; de ese modo podremos controlarlo y perfeccionarlo día a día.


A diferencia de un coche, la moto no gira por el efecto de tener la dirección y la rueda delantera orientada hacia donde queremos ir, al contrario de este, la moto tomará la curva al estar inclinada, y esto es debido a la forma que tiene el neumático de la moto. Al inclinar la moto, el perfil del neumático hace que la moto cambie su trayectoria, consiguiendo con ello direccionarla hacia donde deseamos. De ello se desprende que deberemos aprender a controlar en todo momento el grado de inclinación de la moto, puesto que dependiendo del grado de inclinación de esta, la moto girará más o menos.

¿Por qué utilizarlo?
Ahora que ya sabemos que la moto gira al inclinarla, el objetivo ahora es aprender a inclinar y levantar la moto de la manera más rápida y precisa, consiguiendo con ello direccionarla hacia donde deseamos ir, de manera segura y sin cansarnos. 
Vale la pena recordar que una moto suele tener un peso medio de unos 200kg, por lo que si tomamos como referencia que el peso medio de un hombre puede ser de unos 80kg seria un esfuerzo vano intentar manejar la moto sirviéndonos únicamente del peso de nuestro cuerpo, ya que la moto siempre ganará. ¿Entonces qué hacemos? ¿Cómo inclinar la moto sin cansarnos?
La respuesta es sencilla; utilizaremos contramanillar. Como decía anteriormente "contramanillar" consiste en girar el manillar de la moto en dirección contraria al sentido de la curva. Al hacer esto la moto caerá hacia el sentido contrario al que estemos apuntado la rueda, al caer la moto se estará inclinando, y al inclinarse ya estaremos orientándola hacia la curva, y la moto ella solita estará cambiando su trayectoria, trazando ello la curva. 

Al terminar la curva desearemos volver a poner la moto en posición vertical. Para ello giraremos el manillar en el mismo sentido de la curva, esto es, apuntado la rueda como si quisiéramos ir hacia el interior de la misma. Lo que conseguimos con ello es que la moto se levante, y al levantarse, tomará nuevamente una trayectoria recta. La técnica de contramanillar nos permite un total control de la inclinación de la moto, al mismo tiempo que mantenemos una actitud relajada al conducir.

En el vídeo a continuación se muestra gráficamente esta técnica.







Una vez hemos decididos a comprar un casco, nos espera un duro trabajo que consiste en escoger el casco apropiado que compraremos. Dado que el casco es un complemento necesario y al mismo tiempo costoso (cuesta dinerito), nos planteamos si el modelo escogido satisfará las expectativas de uso y durabilidad esperadas. Otro aspecto que dificulta la selección del casco, es la gran cantidad y variedad que se ofrecen en el mercado.
En el vídeo a continuación se explican diversas consideraciones a tener en cuenta a la hora de escoger un casco. Espero que os resulten de interés y ayuden si cabe a disminuir los quebraderos de cabeza (nunca mejor dicho) que representa la elección de un modelo.